¿PUEDE UNA CREMA SUSTITUIR LAS HORAS DE SUEÑO?

Home / blog / ¿PUEDE UNA CREMA SUSTITUIR LAS HORAS DE SUEÑO?
In blog
Una vez demostrada la relación entre la falta de sueño y el envejecimiento, la industria cosmética busca regenerar la piel de quienes duermen poco.
Si no dormimos bien envejecemos más, lo confirma un estudio publicado por la Academia Americana de las Ciencias que afirma que “descansar menos de seis horas diarias durante una semana puede alterar hasta 700 genes”. A la vista está que tras una noche en vela nos despertamos peor que de costumbre, con ojeras, piel sin brillo, hinchazón facial, exceso de grasa en unas partes del rostro y de sequedad en otras… Y es que durante la noche “la piel está más receptiva y absorbe mejor los activos que aplicamos sobre ella”, apunta la doctora Aurora Guerra, jefa de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid.
Teniendo en cuenta que solo en España, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), cuatro millones de personas padecen insomnio crónico (y un 30% de la población tiene problemas transitorios para dormir por estrés o ansiedad), las casas cosméticas se han puesto manos a la obra para ayudar a quienes no pegan ojo con nuevos planteamientos sobre la cosmética de noche. 

Echando un vistazo a los nuevos cosméticos nocturnos, los ingredientes que no faltan son fundamentalmente tres: ácido hialurónico, porque es altamente hidratante y acelera el proceso de reconstrucción de la piel; antioxidantes (como la vitamina C), porque ayudan a neutralizar los radicales libres generados durante la jornada; y el retinol, un derivado de la vitamina A que uniformiza y alisa arrugas. Concretamente, este último “es de aplicación claramente nocturna, porque necesita estar cuatro horas en la piel, sin retirarse, para ser efectivo”, cuenta José Vicente Lajo Plaza, experto en medicina y cirugía cosmética. 
“Estos tres ingredientes mencionados son principios activos con una eficacia altamente demostrada en cosmética. Hay otros que aparecen con frecuencia en las cremas de noche, como los aceites relajantes de melisa o lavanda, o los regenerantes como el de rosa mosqueta. 
¿Y qué será lo próximo dentro de la cosmética noctámbula? 
el siguiente paso, en el que ya se está trabajando, es determinar los mecanismos fisiológicos que se ven alterados por la falta de sueño. 
Por ejemplo, si dormimos mal, ¿tendremos más inflamación después de tomar el sol o más alteraciones de la barrera epidérmica? ¿y qué mecanismos moleculares serán los culpables?”. Los laboratorios, sin duda, tomarán nota de las fórmulas que minimicen estos daños de forma específica. Para que la piel de las personas que tienen un mal sueño no envejezcan antes que las que duermen como ángeles.

 

 

16_812_502_1

 

 

 


Centro médico estético VELLATELIA

C/ Joan Güell, 45 (BCN)

Telf 933396620