MANOS Y ESCOTE

Home / blog / MANOS Y ESCOTE
In blog

Cuidamos mucho de nuestro rostro, pero… ¿Y de nuestras manos y escote? Son también parte de nuestra carta de presentación.
“La mejor forma de conocer la edad de una persona es fijándose en sus manos”, y esto se debe a que, normalmente, prestamos más atención, y por tanto, más cuidados al rostro. Pero los signos de la edad no solo se manifiestan en la cara, es bastante común ver a personas con un rostro muy cuidado que contrasta con el aspecto de su escote y, particularmente, con el de sus manos. A estas dos zonas no les damos importancia hasta que el daño es irremediable.

El envejecimiento prematuro de la piel del escote y de las manos es cada vez más frecuente en mujeres jóvenes, de entre 30 y 35 años y se debe principalmente a dos motivos:

Localización, tanto las manos como el escote están sometidos durante la mayor parte del año a:
Radiación solar.
El viento y las variaciones de temperatura.
Los ambientes contaminados.
Las manos añaden a estas agresiones el contacto diario con el agua, jabones, productos químicos… etc.

Fisiología de la piel. Manos y escote tienen muchas características en común, Su piel es muy fina y de las más delicadas del cuerpo, por lo tanto, más difícil de controlar su deshidratación.
Poseen pocas fibras colágenas y elásticas, y son las primeras zonas donde aparecen los signos de envejecimiento, arrugas, flacidez… Además, al no contar con suficiente melanina son zonas muy propensas a la aparición de manchas.

Las manos es la zona del cuerpo más maltratada. Las manos están expuestas sin interrupción a las inclemencias del tiempo, frotamientos continuos… factores que disminuyen la secreción de la película hidrolipídica protectora.
A partir de los 40 años la piel se afina y las primeras manchas aparecen. Después de los 50 años las venas y los tendones comienzan a dibujarse, los músculos pierden tonicidad, se pierde la grasa que envuelve las manos y sobresalen los huesos apareciendo un aspecto demacrado de esta zona.

La piel del escote es una de las primeras en manifestar los primeros signos de envejecimiento. La piel en esta zona es más fina, con poca flexibilidad y elasticidad, los huesos del escote están muy cerca de la piel, lo que amplifica los efectos perniciosos del sol. Esto se traduce con el tiempo en una piel debilitada, reseca, con finas arruguitas verticales que aparecen en superficie por las posturas adaptadas al dormir, así como manchas oscuras y arañas vasculares ocasionadas por un exceso de sol. Además es una zona muy sensible a las diferentes etapas de la vida de una mujer, embarazo, menopausia o incluso dietas.

Qué hacer cuando el daño ya está hecho?
Proteger, corregir, y aportar nutrientes.
Necesitamos un aliado que aporte una respuesta precisa y simultánea a todas las necesidades de manos y escote.
Un producto con acción anti-edad que mejore considerablemente el tono, volumen y textura de la piel que nos proteja de los rayos de sol, corrija las manchas oscuras y signos visibles de la edad, y que además aporte nutrición e hidratación. También puedes contar con varios tratamientos estéticos que te ayudarán a eliminar las manchas y aportar firmeza y elasticidad a la piel.

Para más información llámanos sin compromiso.
Telf. 93.3396620
info@vellatelia.net

maos

Centro médico estético VELLATELIA

C/ Joan Güell, 45 (BCN)

Telf 933396620