MANCHAS Y TRATAMIENTOS

Home / blog / MANCHAS Y TRATAMIENTOS
In blog
Tras el verano hay personas que tienen muy presentes los efectos del sol en su piel en forma de manchas. Este problema cutáneo es uno de los problemas más comunes en estos meses. Siempre relacionamos el daño con el envejecimiento cutáneo, pero una parte muy importante y visible del daño solar son también las manchas que, aparte de antiestéticas, pueden ser dañinas y hasta muy peligrosas, pues pueden volverse cancerígenas.

Por eso, hemos querido contar con la opinión de nuestra colaboradora, Massiel De Beche, para que nos ayude a comprender mejor ante qué tipo de mancha nos encontramos y cuáles son las posibles soluciones.
Según la experta, éstos son los diferentes tipos de manchas que podemos encontrar en la piel tras el verano:
– Léntigos simples y solares: Se trata también de pequeñas manchas de coloración parduzca que aparecen en cualquier zona del cuerpo y que a diferencia de las pecas no cambian de color con la exposición solar.
– Efélides o pecas: Son acumulaciones de pigmento de coloración parduzca, redondeadas y no uniformes, que se localizan frecuentemente en zonas fotoexpuestas, siendo más visibles en verano.
– También tendremos en cuenta los Melasmas;  que son manchas de color marrón claro o intenso que aparecen casi exclusivamente en mujeres y que se producen o agravan en el embarazo (cloasma), la toma de anticonceptivos o la menopausia. Suelen aparecer en cara, frente, mejillas y generalmente a partir de los 30 años. Por último destacar especial atención al control de Nevus o lunares, sobre todo aquellos asimetricos, con cambios de coloración, bordes irregulares y crecimiento o cambios recientes, ya que en ocasiones pueden confundirse con un melanoma (tumor maligno de la piel)

Entre los tratamientos antimanchas más eficaces encontramos:
– Cremas cosméticas. Existe multitud de agentes despigmentantes que pueden mejorar el aspecto de las manchas y que deben individualizarse en función del problema y el tipo de piel. Entre otras, podemos destacar la hidroquinona y sus derivados, el ácido retinoico, el retinol, el ácido kójico, ácido azelaico, vitamina C, etc. En muchos casos será necesario complementar el tratamiento con peelings o fuentes de luz (luz pulsada o láser).
– Peelings despigmentantes. En general se usan peelings químicos junto con sustancias despigmentantes (hidroquinona, acido retinoico, kojico, vitamina C, …) en diferentes combinaciones y concentraciones en función del efecto deseado y el tipo de mancha.
– Los láseres Q-Switched, han sido el mejor tratamiento para las manchas tipo léntigo, y siguen siéndolo. Por otra parte, aunque clásicamente han estado contraindicados en las manchas hormonales tipo melasma, determinados protocolos dermatológicos pueden ser válidos para casos muy concretos.
Si quieres realizar un tratamiento antimanchas o resolver cualquier duda, llámanos e infórmate sin compromiso.

images

 

Centro médico estético VELLATELIA

C/ Joan Güell, 45 (BCN)

info@vellatelia.net

Telf 933396620